Balance – Equilibrio

friends-1199832_960_720

Written by: Tino Hernandez

“You only live once, but if you do it right, once is enough.”

-Mae West

 

Today I was in a training class focused on developing listening skills. We spoke mostly about listening to our peers, subordinates and leaders. We touched on the topic of family and all chuckled at how our families would rate us as poor listeners, while our professional circle would rate us a good listeners.

These days it’s impossible to talk about listening without bringing up the topic of texts, email and other forms of electronic “communication.” Listening is an action that requires more than just words on a screen. There’s tone, inflection, volume, body language, facial expressions and things that cannot be expressed in written form.

These two points illustrate that in today’s modern age we’ve embraced our careers more than our families, friends and neighbors. We’re poor listeners at home because we understand that our families will not fire us or reprimand us for not being in the moment.

There’s a thing we call life-work balance. That’s not to say that we spend equal amounts of time in each endeavor, but that we give each endeavor its due attention. We should be at the dinner table with our kids and not emailing the office from our phone. Spending time with our spouse not glued to our phone as it alerts and alerts and alerts.

We only have this life, and it will go quickly, so we need to get it right. Take a deep breath and be in the moment with the people in your life today, tomorrow and every other day for the rest of your life.


 

“Sólo se vive una vez, pero si lo haces bien, una vez es suficiente.”

– Mae West

Hoy día yo estaba en una clase de entrenamiento enfocado en el desarrollo de habilidades de escucha. Hablamos sobre todo de escuchar a nuestros compañeros de trabajo, subordinados y líderes. Hemos tocado el tema de la familia y todos se rieron por que ante nuestras familias nos clasificaría como oyentes pobres, mientras que nuestro círculo profesional nos le daría unos buenos oyentes.

Hoy en día es imposible hablar de escuchar sin traer a colación el tema de los textos, correo electrónico y otras formas de “comunicación” electrónica.  Escuchar es una acción que requiere algo más que palabras en una pantalla. Hay tono, la inflexión, el volumen, el lenguaje corporal, expresiones faciales y cosas que no se pueden expresar en forma escrita.

Estos dos puntos manifiestan que en la edad moderna de hoy hemos embarcado nuestras carreras más que nuestras familias, amigos y vecinos. Somos oyentes pobres en el hogar porque entendemos que nuestras familias no nos van a disparar o reprender por no estar en el momento.

Hay una cosa que llamamos equilibrio entre vida y trabajo. Eso no quiere decir que gastamos la misma cantidad de tiempo en cada esfuerzo, pero que le damos a cada esfuerzan su debida atención. Debemos estar en la mesa de la cena con nuestros hijos y no enviando un correo electrónico a la oficina desde nuestro teléfono. Pasar tiempo con nuestro cónyuge no pegado a nuestro teléfono, ya que avisa y alertas y alertas.

Sólo tenemos esta vida, y va a ir rápido, por lo que necesita vivir la bien. Tome una respiración profunda y estar en el momento con las personas en su vida hoy, mañana y cada días durante el resto de su vida.



Categories: Posts

%d bloggers like this: